Estas Bendiciones te alcancen a ti y los tuyos
La Sagrada Palabra de Dios para ti, esta aquí.
La Unidad de la Iglesia

 

INTRODUCCIÓN

Juega con gallardia ¿Puede usted imaginar un equipo de Fútbol intentando seriamente ganar el campeonato cuando los jugadores no quieren hablarse unos con otros, por causa de riñas entre sí?
Leemos siempre en los periódicos artículos sobre las riñas entre jugadores de un equipo, con el entrenador, la gerencia, la prensa, o el otro partido a jugarse.
Todo el mundo conoce cuáles son los resultados. Desunión, falta de cooperación en los entrenamientos, falta de concentración, falta de buenas relaciones entre los jugadores, además de falta de buenos juegos. Y reclamamos amargamente:

¿por qué no siguen ustedes las órdenes del entrenador?... ¿Por qué no acaban con esas quejas personales y presentan al público un equipo unido? ¿Por qué no tienen la misma meta?

Esta situación mal orientada es lamentable en cualquier deporte, pues el equipo en cuestión continúa perdiendo el título, el juego y las ganancias.

Que la luz de Jesucristo te ilumine DESUNIDAD EN LA RELIGIÓN

Esta situación es mucho más lamentable en la religión, en la cual la división y la desunidad siempre acontecen, arriesgando millares de almas humanas.
Las religiones en el día de hoy están divididas y confundidas, no solamente en doctrina, sino también, en organización, culto, obras y meta espiritual.
Muchas personas ya están cansadas de estas divisiones ridículas, las cuales contradicen los mandamientos Bíblicos acerca de la unidad cristiana.

Para demostrar más claramente la tendencia humana de dividir la religión en diferentes sectas, vamos a escudriñar un poco la historia de una denominación, la Iglesia Presbiteriana.
En Escocia e Irlanda, en los siglos pasados, había la Iglesia Presbiteriana Regular, que era entonces la religión "oficial".
Posteriormente, surgió una diferencia de opinión sobre la autoridad de los reyes y otros líderes, que controlaban la ordenanza y colocación de pastores en las iglesias. Por causa de esto, la iglesia se dividió en dos sectas. La Regular y la Separatista.
Luego después, la propia iglesia Presbiteriana Separatista se dividió en dos partidos sobre la exigencia de un juramento personal de lealtad "con la verdadera religión... autorizada por la ley de Escocia".
Entonces surgieron tres grupos: El Regular, El Separatista "Burger" (constituido de aquellos que sostenían el juramento en cuestión) y el Separatista "Anti Burger" (contra el juramento).
Después surgió un conflicto más, esta vez sobre la autoridad de magistrados civiles en el sector religioso, resultando en cuatro partidos: Los Burgers Originales (o "Luz Vieja"); los Burgers "Luz Nueva"; los Anti Burgers Luz Vieja; y los Anti Burgers Luz Nueva.
Para ilustrar esta confusión con más claridad, ¡un presbiteriano de aquella época podría ser miembro de Luz Vieja, Anti Burgers, Separatista e Iglesia Presbiteriana! Y un miembro de aquel subpartido no podía tener comunión con los miembros de los otros subpartidos de la iglesia.

El Lugar de reunión es este DIVISIONES EN TODAS LAS IGLESIAS

La historia de la Iglesia Presbiteriana no es una excepción. Divisiones semejantes acontecen en todas las iglesias, multiplicando el número de grupos y subgrupos, entidades y subentidades, odios y deslealtades.
En el día de hoy vemos los lamentables resultados: cientos de sectas distintas, cada cual con su propio nombre, credo, ordenanzas, organización e intereses particulares.
Hay grupos religiosos que niegan totalmente a Jesús, otros que siguen la ley de Moisés (dada por Dios solamente a los israelitas, descendientes de Abraham), otros le brindan culto al mismo Satanás y a los espíritus, rechazan el bautismo por inmersión para el perdón de pecados, exigen culto a otros mediadores además del propio Cristo, se organizan de una manera que no se encuentra en la Biblia, y enseñan millares de doctrinas contradictorias.
Sin embargo, cada uno de estos grupos afirma ser la verdadera iglesia, o una división (condenada por el Nuevo Testamento) de la iglesia Bíblica.

A pesar de todas las tentativas de los hombres de unir las denominaciones, la unidad Bíblica nunca será conseguida a través de tentativas meramente humanas.
Las divisiones aún existirán, posiblemente con un poco más de armonía que antes, pero sin solución permanente.
Entonces, ¿cuál es la verdadera solución?
Esta reside solamente en la Biblia y en su autoridad incondicional.
Fue dicho sobre el Dr. Tomás Campbell, un predicador y defensor de la unidad cristiana en los principios del siglo pasado:

"Su reverencia para con la autoridad de la Biblia fue tan grande que, cuando descubrió las niñerías de la congregación confundiendo el catecismo de la iglesia con las Escrituras, él dejó enteramente el catecismo, teniendo miedo que ellas se considerasen de igual autoridad e importancia con la Biblia."

La Palabra del Señor te dice así SIGAMOS SOLAMENTE LA BIBLIA

Para que exista la verdadera unidad bíblica, los hombres tienen que dejar sus propias enseñanzas, doctrinas, vocabularios religiosos, iglesias, credos, etc. Para seguir solamente a la Sagrada Biblia, sin reserva alguna.
Solamente basándose en la integridad y autoridad absoluta de la Biblia, podemos realizar la unidad genuina y permanente, por la cual Jesús oró en Juan 17.17: "Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad."

Cuando aceptemos la Biblia de todo corazón, podremos creer en la misma doctrina, usar el mismo vocabulario Bíblico, trabajar unidos en la viña de Jesús, enseñar la misma Palabra Divina e ir juntos al Cielo.
La unidad será mucho más simple y fácil si nos negamos a seguir a los hombres y comenzamos a seguir solamente a Jesucristo.

LA DIVISIÓN CONDENADA

Las Escrituras condenan, en palabras muy claras, la división religiosa.
Según Proverbios 6:19, Dios aborrece a aquellos que hablan mentiras y siembran discordia entre hermanos.
En 1ª Corintios el apóstol Pablo nos muestra una congregación dividida en partidos, algunos siguiendo a Pablo, otros a Apolos, otros a Pedro, y aún otros a Cristo.
Cada cual dando homenaje a su propio "guía espiritual."
Pablo luchó fuertemente para acabar con aquel partidismo destructivo. Él comenzó diciendo:

"Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer" 1ª Corintios 1:10

Por tanto, instruyó a los hermanos en Corinto:

Que la luz de Dios brille 1. Seguir la autoridad absoluta de Cristo.
Que la luz de Dios brille 2. Hablar todos la misma cosa.
Que la luz de Dios brille 3. Acabar con las divisiones en la iglesia.
Que la luz de Dios brille 4. Estar perfectamente unidos en una misma mente y un mismo parecer.

Y además de esto, Pablo les hizo las siguientes preguntas (versículos 12 y 13):

Que la luz de Dios brille 1. ¿Está Cristo dividido?
Que la luz de Dios brille 2. ¿Fue crucificado Pablo por vosotros?
Que la luz de Dios brille 3. ¿0 fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?

Para las tres preguntas, la respuesta lógica es simplemente, ¡no! Por eso él le mostró lo absurdo de estar una iglesia dividida.
Y a los colosenses, les dijo algo más:

La Palabra del Señor te dice así "Y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. Y a vosotros también que erais en otro tiempo extraños y enemigos de vuestra mente, haciendo malas obras, ahora os ha reconciliado en su cuerpo de carne, por medio de la muerte, para presentaros santos y sin mancha e irreprensible delante de él" Colosenses 1:20-22

Por eso sabemos que en Jesús hay paz, reconciliación y unidad perfecta.
Y el propio Cristo dice sobre la unidad cristiana:

"Este pueblo de labios me honra; más su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres" Mateo 15:8, 9

LAS CAUSAS BÁSICAS DE LA DIVISIÓN

Todo eso es para decir que las enseñanzas, doctrinas y mandamientos de los hombres son los factores básicos de la división religiosa.
Por lo contrario, podemos alcanzar la unidad solamente a través de Cristo y Su autoridad.
Fue Él mismo quien oró:

"Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mi por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mi, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste" Juan 17:20,21

Jesús oró por la unidad absoluta entre todos Sus seguidores, como Él y Dios están unidos.
¿Será que Jesús oró por algo imposible? ¡Seguramente que no!
Es claro que la unidad cristiana puede, y debe existir. ¿Cómo?
Como Él dice: "por medio de la Palabra." Y, ¿cuándo?
Cuando seguimos solamente a Cristo.
Las doctrinas inventadas por los hombres nos dividen, mas la doctrina realmente Bíblica nos une.

En Efesios 4:16 encontramos una fórmula para la unidad:

En Efesios 4:4-6 "Un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados a una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos"

¿Qué enseñó Pablo aquí? Hay solamente un cuerpo, un Espíritu, una esperanza, un Señor, una fe, un bautismo, un Dios, una unidad absoluta y lógica, ¡todo en singular!
Entonces, ¿cómo es que alguien puede llegar a la conclusión de que hay más de un Dios, Señor y mediador, más de un cuerpo religioso, Espíritu, fe y bautismo?
Esta muy claro, amigo(a) lector(a), que no puede haber más de una entidad en cada categoría aquí mencionada por los apóstoles.

El Lugar de reunión es este SOLAMENTE UNA IGLESIA BÍBLICA

La unidad de la iglesia se ve en el hecho que Cristo prometió edificar Su iglesia Mateo 16:18 Y yo también te digo,  que tú eres Pedro,  y sobre esta roca edificaré mi iglesia;  y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Que significa solamente una, siendo ella, Su cuerpo espiritual 1ª Corintios 12:27 Vosotros,  pues,  sois el cuerpo de Cristo,  y miembros cada uno en particular.
 Y Él la cabeza de este cuerpo Colosenses 1:18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia,  él que es el principio,  el primogénito de entre los muertos,  para que en todo tenga la preeminencia;

Ciertamente, nadie acusaría a Jesús de tener varios cuerpos, con solamente una cabeza. ¡Imagínese la figura monstruosa!

La Palabra del Señor te dice así La iglesia también se ilustra en las Escrituras como la casa, o la familia de Dios 1ª Timoteo 3:15 para que si tardo,  sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios,  que es la iglesia del Dios viviente,  columna y baluarte de la verdad.
1ª Pedro 2:5 vosotros también,  como piedras vivas,  sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo,  para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Y ¿cuántas familias tiene Dios? ¡Solamente una, eso claro! Leemos en la Biblia sobre el reino de Cristo, donde Él es su único Rey.
Que la luz de Dios brille Juan 3:3-5 Respondió Jesús y le dijo: De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de nuevo,  no puede ver el reino de Dios. 3:4  Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre,  y nacer? 3:5  Respondió Jesús: De cierto,  de cierto te digo,  que el que no naciere de agua y del Espíritu,  no puede entrar en el reino de Dios.  

Que la luz de Dios brille Colosenses 4:11  y Jesús,  llamado Justo;  que son los únicos de la circuncisión que me ayudan en el reino de Dios,  y han sido para mí un consuelo.

Que la luz de Dios brille 1ª Timoteo 6:15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano,  Rey de reyes,  y Señor de señores,  

¿Cuántos reinos tiene el Señor? ¡Solamente uno!
Y, ¿cuántos soberanos imperan sobre el reino? Otra vez y lógicamente, ¡solamente uno!

Y podemos seguir así indefinidamente...
Y si la Biblia condena la división dentro del cuerpo de Cristo, ¡cuánto más las divisiones oficiales entre las denominaciones! Por el contrario, ella siempre muestra la unidad y perfección del cuerpo de Cristo.
La Palabra del Señor te dice así La Biblia, nunca jamás presenta a la iglesia como un cuerpo constituido de todas las denominaciones o sectas, con todas sus creencias y prácticas contradictorias.
Por otro lado, presenta a la iglesia como la única y verdadera propiedad de Cristo, constituida de todos los "llamados", o sea, de aquellos que están siguiendo a Cristo en espíritu y en verdad.
¡Jesús no está dividido, ni lo está Su iglesia! Defender las divisiones religiosas, de cualquier manera, ¡es resistir a Cristo y por todo cuanto Él oró en Juan 17!

El Lugar de reunión es este EL TESTIMONIO DE UNA IGLESIA UNIDA

¡Qué testimonio y poder tendría el cuerpo de Cristo, enteramente unido en su apelación al mundo perdido!
¡Qué daríamos, para que hubiese en todo cristiano, el deseo ardiente de restaurar la unidad absoluta de la iglesia, exactamente como Jesús ordenó!
Sabemos que la unidad cristiana puede ser una realidad en el día de hoy, como lo fue en el principio.

Por eso esperamos y confiamos plenamente en el Señor que volveremos a ser una sola Iglesia…
La Iglesia que Él fundo y cimentó con su sangre en la cruz del calvario, para hacernos uno con Él y en Él, ante el Padre celestial.

Oremos para que esto sea una realidad.

Dios le colme de sus infinitas Bendiciones y haga resplandecer su Rostro y Su Santo Espíritu los ilumine siempre.

La Paz de Dios sea por siempre contigo y te Bendiga.
 En Cristo Jesús, Así sea.

Amen y Amen

Que sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú sendero

Ahora es tu Día Apreciado(a) lector(a) si usted aún no ha recibido a Cristo como su Salvador personal, acéptelo en este momento, déle entrada en tu corazón y en su alma, y Él escribirá su nombre en el libro de la vida… Entra aquí

Señor eres mi Dios... Acudo a Tí Señor Dios de los cielos estamos ante tu Divina presencia para implorarte humildemente escuches nuestras plegarias expuestas ante ti en esta página. "Ven y Ora con Nosotros"

Si necesitas de ayuda, estas pasando por momentos de crisis o tienes pedidos de Oración, escríbenos a: peticiones@tunuevaalegria.com.ve donde gustosamente atenderemos tus peticiones.

Aprende más de DiosAmado Lector(a) de esta página: Ahora tienes la oportunidad de aprender más de la Sagrada Palabra del Señor por medio de nuestros Estudios Bíblicos. Entra y conócelos

Escribenos

Deja que su Luz te alumbre