Estas Bendiciones te alcancen a ti y los tuyos

La Disciplina

La Sagrada Palabra de Dios para ti, esta aquí.

Al leer esta palabra inmediatamente pensamos en cuántas veces nos han llamado la atención.
Después de todo, estamos creciendo y más aún, estamos aprendiendo, porque a la verdad nunca dejamos de aprender, por lo tanto la edad aquí, ya no importa, porque la palabra de Dios, es clara y no deja duda.
La Palabra del Señor te dice así Hebreos 12:6  Porque EL SEÑOR al que AMA, DISCIPLINA, Y AZOTA a todo el que recibe por hijo.
No dice, que sólo es para los jóvenes o sólo para los adultos, o sólo para nuestros hijos, la disciplina es para todos nosotros, (los que somos hijos de Él).

Pasemos ahora a definir la palabra Disciplina

DISCIPLINA: Es muy interesante la expansión semántica de disciplina.
Partiendo de discere, que significa aprender (recuérdese el doblete docente - discente; el primero es el que enseña, el segundo el que aprende), se formaron discípulo, disciplina (la disciplina y las disciplinas), disciplinado, indisciplinado, díscolo, disciplinario.
Es decir que ideando fórmulas para que el alumno aprendiese, que de eso se trataba al fin y al cabo, se fue desarrollando y ampliando el concepto de disciplina.
En la actualidad el significado más usual de disciplina es el de: "conjunto de reglas para mantener el orden y la subordinación entre los miembros de un cuerpo".
Y aquí nos quedamos. Para más ampliación recomiendo los diccionarios.
Llamo tan sólo la atención sobre el adjetivo disciplinario, que finalmente es el sistema de correctivos para devolver a los díscolos al camino de la disciplina.
O en otras palabras devolver a los díscolos al camino del aprendizaje.

Ahora pasemos a una pequeña lectura de la Palabra de Dios:

La Palabra del Señor te dice así Hebreos 12:5-11 además, habéis olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige: HIJO MÍO, NO TENGAS EN POCO LA DISCIPLINA DEL SEÑOR, NI TE DESANIMES AL SER REPRENDIDO POR ÉL;
12:6  PORQUE EL SEÑOR AL QUE AMA, DISCIPLINA, Y AZOTA A TODO EL QUE RECIBE POR HIJO.
12:7  Es para vuestra corrección que sufrís; Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo hay a quien su padre no discipline?
12:8  Pero si estáis sin disciplina, de la cual todos han sido hechos participantes, entonces sois hijos ilegítimos y no hijos verdaderos.
12:9  Además, tuvimos padres terrenales para disciplinarnos, y los respetábamos, ¿con cuánta más razón no estaremos sujetos al Padre de nuestros espíritus, y viviremos?
12:10  Porque ellos nos disciplinaban por pocos días como les parecía, pero Él nos disciplina para nuestro bien, para que participemos de su santidad.
12:11 Al presente ninguna disciplina parece ser causa de gozo, sino de tristeza; sin embargo, a los que han sido ejercitados por medio de ella, les da después fruto apacible de justicia.

Sin duda son muchas las cosas que podríamos destacar de este texto de la palabra de Dios.
El versículo 5 nos recuerda el típico ejemplo de la forma en que nuestros padres nos han amonestado desde pequeños, siempre hemos sido objeto de sus retos, reprimendas, llamados de atención, etc., etc. y nos enseña y nos alienta diciéndonos no tengas en poco la disciplina del Señor, ni te desanimes cuando eres reprendido por Él.

A la verdad a nadie le gusta recibir una corrección, a nadie le gusta ser disciplinado, aunque sean nuestros padres; más de una vez hemos querido ser libres, para hacer lo que se nos antoje, sin que nadie nos diga nada.
Esta es la explicación que nos aclara porqué somos disciplinados, y es tan simple, pues Dios nos ama como nadie nos ha amado con amor entrañable, como a hijos, y como tales recibiremos su disciplina, porque Él no te dejará alejarte del camino, como buen Padre hará todo lo posible por guiar tus pasos.
Debemos poner especial atención a los términos de este versículo, para describir el tipo de disciplina que recibiremos, desde una simple reprimenda hasta azotes si fuese necesario, como buen Padre que es está dispuesto a disciplinarte estrictamente para que no sufras las consecuencias del pecado, porque el estar en pecado significa estar separado de Dios.

No es posible que a nosotros que hemos sido hechos hijos, se nos deje sin disciplina.
Si nadie te disciplina demuestra que nadie se preocupe por lo que haces. Sólo es disciplinado el hijo legitimo, aquel que es muy amado, pues el bastardo o ilegitimo, a nadie le importa, pues no es amado.

ALGO PARA MEDITAR

Tomemos como ejemplo: Cuando el profeta Natán se acerco al Rey David, para sutilmente contarle una historia de un hombre rico que tenia muchas ovejas y otro pobre que solo tenia una corderita muy preciada, pero que el hombre rico le había arrebatado al pobre, inmediatamente David se enfureció con el hombre rico, por su mal proceder, y condeno con la muerte a aquel hombre, y luego Natán, habla a David directamente y le dice “tú eres ese hombre”, le dijo esto porque había enviado a Urías esposo de Betsabé prácticamente a una muerte segura, para quedarse con su mujer… pero lo mejor es que lean 2ª Samuel 12:1-14 para conocer toda esta historia.
Hay así mismo otros ejemplos mucho más representativos de una verdadera disciplina los cuales serian innumerables narrarlos aquí, lo que pretendo es que con el anterior ejemplo nos demos cuenta como Dios nos Ama y al que ama disciplina.

La Palabra del Señor te dice así Después de esta lectura, queda eficazmente ejemplificado el tema de la disciplina, el escuchar hablar al Señor reprendiendo a David.
Pero David fue  tratado como hijo. No puedo dejar de mencionar que a pesar de que David era amado por Dios en gran manera, aún así, Dios no impidió las consecuencias del pecado de David, a pesar de haberse arrepentido.
Porque todo pecado que cometemos trae consecuencias, aunque Dios nos perdone.

Someteos a la disciplina de Dios; con amor Él nos disciplina si somos merecedores de ello.

Dios te colme de sus infinitas Bendiciones.

La Paz de Dios sea por siempre contigo y te Bendiga.
 En Cristo Jesús, Así sea.

Amen y Amen

Que sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú senderoQue sea la luz de Cristo la que alumbre tú sendero

Ahora es tu Día Apreciado(a) lector(a) si usted aún no ha recibido a Cristo como su Salvador personal, acéptelo en este momento, déle entrada en tu corazón y en su alma, y Él escribirá su nombre en el libro de la vida… Entra aquí

Señor eres mi Dios... Acudo a Tí Señor Dios de los cielos estamos ante tu Divina presencia para implorarte humildemente escuches nuestras plegarias expuestas ante ti en esta página. "Ven y Ora con Nosotros"

Si necesitas de ayuda, estas pasando por momentos de crisis o tienes pedidos de Oración, escríbenos a: peticiones@tunuevaalegria.com.ve donde gustosamente atenderemos tus peticiones.

Aprende más de DiosAmado Lector(a) de esta página: Ahora tienes la oportunidad de aprender más de la Sagrada Palabra del Señor por medio de nuestros Estudios Bíblicos. Entra y conócelos

 

Escribenos

Deja que su Luz te alumbre

 

Ir a Predicas