Estas Bendiciones te alcancen a ti y los tuyos

¿CÓMO HAS CREÍDO?

La Sagrada Palabra de Dios para ti, esta aquí.

Cita Bíblica Juan 20:26-29
26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.
27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.
28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!
29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.

Jesús hace una aseveración muy importante en este pasaje, “Bienaventurados los que sin ver creyeron.”

La “honestidad” representa para diferentes culturas europeas y la norteamericana, donde ha llegado a ser parte de su cultura debido básicamente a que el evangelio esta muy arraigado, de hecho los Estados Unidos de Norte América a diferencia de los países latinos, fueron colonizados por evangélicos, inclusive en su misma Constitución se nota la influencia Bíblica.
En estos países el número de “evangélicos” es muy alto, aunque lamentablemente muchos de ellos lo son por herencia o por tradición, lo cual es claro al ponerse de manifiesto una decadencia de los valores morales en la actualidad, sin embargo aunque muchos de ellos tienen una fe fingida, la honestidad es parte intrínseca de su cultura.
Por ejemplo es muy común ver que un norteamericano en el supermercado al llegar a las cajas registradoras para pagar, saca de sus bolsillos las envolturas de todo lo que haya consumido mientras compraba, lo cual no es muy común en los latinos.

Gracias a esa cultura “evangélica”, Satanás no ha hecho mucha mella con las apariciones milagrosas como sucede en México, Bolivia, Colombia, Venezuela y algunos otros países hispanos, donde el culto a la “Reina del Cielo” ha generado que cientos de miles de personas confíen más en María que en el mismo Jesucristo.
El culto a la “Reina del cielo es muy antiguo”, el profeta Jeremías se enfrentó con el pueblo de Dios que en su rebeldía se volvió contra de Jehová, en Jeremías 44 dice:
“25 Así ha hablado Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, diciendo: Vosotros y vuestras mujeres hablasteis con vuestras bocas, y con vuestras manos lo ejecutasteis, diciendo: Cumpliremos efectivamente nuestros votos que hicimos, de ofrecer incienso a la reina del cielo y derramarle libaciones; confirmáis a la verdad vuestros votos, y ponéis vuestros votos por obra.
26 Por tanto, oíd palabra de Jehová, todo Judá que habitáis en tierra de Egipto: He aquí he jurado por mi grande nombre, dice Jehová, que mi nombre no será invocado más en toda la tierra de Egipto por boca de ningún hombre de Judá, diciendo: Vive Jehová el Señor.
27 He aquí que yo velo sobre ellos para mal, y no para bien; y todos los hombres de Judá que están en tierra de Egipto serán consumidos a espada y de hambre, hasta que perezcan del todo.”.

Vale la pena reflexionar muy brevemente en como es que prosiguió en nuestros días la adoración a la “Reina del Cielo”. Este error fue producto del “sano deseo” de evangelizar a los pueblos paganos en los tiempos de la Iglesia primitiva, cuando Constantino decretó como oficial la religión cristiana, los evangelistas se toparon que en los pueblos paganos se adoraba a la “Reina del Cielo” representada como una diosa.
Por citar algunos casos, mencionaremos a Semiramis entre los Celtas, o Diana entre los Griegos, Hera entre los romanos, y seguramente habían muchas mas, así que el error cometido por los evangelistas de ese tiempo fue tratar de “cristianizar” el paganismo, convirtiendo a las diosas en Maria la madre de Jesucristo, y lo peor fue que Satanás astutamente reafirmó el culto a María a través de diferentes apariciones milagrosas, así tenemos a Lourdes, Fátima, Chiquinquirá, La Coromoto, La Virgen Morena, La del Socavón, La Inmaculada, y a la Guadalupana, entre tantas otras, las cuales son veneradas en todos los Países Latinos y algunos Europeos.

La Biblia dice en 1ª Corintios 5:14 que “Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.”,
Y además dice en Gálatas 1:8-9 “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
9 Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.”
La palabra “Anatema” se traduce como “Maldito”), lamentablemente la Biblia ha sido ignorada deliberadamente, pues la gente prefiere creer en lo que palpan sus sentidos.

La razón por la que en los Estados Unidos y otros países evangélicos por excelencia no hay tantas apariciones milagrosas de vírgenes, se debe a que las personas no creen tan fácilmente en ellas porque culturalmente tienen el conocimiento de la Palabra de Dios, lo que no sucede en los países colonizados por los españoles cuya educación católica no hace énfasis en las Escrituras.
Sin embargo esto no quiere decir que Satanás no actúe entre los “evangélicos” dentro de quienes desde hace ya varias décadas les ha infiltrado la idea de que para creer en Dios hay que “sentirlo” primero, y/o experimentar una serie de sensaciones físicas como evidencia de que Dios realmente mora en ellos.
Así hoy día, muchos de los que no han experimentado sensación alguna, llegan a creer que Dios no está en ellos. Anulando la verdad Bíblica que dice:
8 "Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
9 no por obras, para que nadie se gloríe” Efesios 2:8-9.

No quiero con esto decir que el Espíritu Santo no se manifieste en el creyente con algún don, sin embargo NO ES REQUISITO INDISPENSABLE pues la Biblia dice:
"Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere". 1ª Corintios 12:11
Es decir, que no depende del creyente experimentar sensaciones especiales, sino que depende de Dios si quiere que a través de un don la persona “sienta algo”.

El peligro del emocionalismo y del sensacionalismo entre los cristianos, es la desviación de la fe, a efecto que las personas al igual que Tomás crean por lo que perciben sus sentidos y no por fe cuya descripción es:
 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Hebreos 11:1 Hagamos énfasis en “la Convicción de lo que no se ve”, Pablo dijo: porque por fe andamos, no por vista 2ª Corintios 5.7.

Ahora reflexionemos: ¿cómo es mi fe?, ¿Por qué creo en Dios?, ¿Necesito experimentar calor en mi cuerpo o caer en éxtasis, reír sin freno, hablar en lenguas extrañas, convulsionar mi cuerpo para creer en Dios?
No pierdas nunca de vista las palabras de Cristo a Tomás “Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron”.
La realidad es que Dios espera que creamos por fe, sin evidencia alguna de por medio, por eso dijo De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. Mateo 18:3.

Pregúntate como es tu fe, quizá necesitas tener un encuentro personal con Dios ahora mismo.

Dios te colme de Bendiciones y haga resplandecer su luz y su Santo Espíritu sea derramado sobre ti para hacerte acrecentar tu fe, se lo pedimos en el Santo Nombre de Jesús.

En Cristo Jesús, Así sea.

Amen y Amen

 

Ahora es tu Día Apreciado(a) lector(a) si usted aún no ha recibido a Cristo como su Salvador personal, acéptelo en este momento, déle entrada en tu corazón y en su alma, y Él escribirá su nombre en el libro de la vida… Entra aquí

Señor eres mi Dios... Acudo a Tí Señor Dios de los cielos estamos ante tu Divina presencia para implorarte humildemente escuches nuestras plegarias expuestas ante ti en esta página. "Ven y Ora con Nosotros"

Si necesitas de ayuda, estas pasando por momentos de crisis o tienes pedidos de Oración, escríbenos a peticiones@tunuevaalegria.com.ve donde gustosamente atenderemos tus peticiones.

Aprende más de DiosAmado Lector(a) de esta página: Ahora tienes la oportunidad de aprender más de la Sagrada Palabra del Señor por medio de nuestros Estudios Bíblicos. Entra y conócelo

 

Escribenos

Deja que su Luz te alumbre

 

Ir a Predicas