Estas Bendiciones te alcancen a ti y los tuyos

Aprenda a medir las consecuencias de sus palabras

--- ¡Imbécil...!—

Señal de advertencia: Una sola palabra... Dura, contundente, expresada con el ceño fruncido y gestos ofensivos.
Al reclamo vinieron los hechos.
Los dos hombres que en sus vehículos estuvieron a punto de chocar, se apearon y se fueron a los puños.
Uno rodó por el suelo. El otro corrió, abrió la guantera de su automóvil, extrajo un revólver y disparó, justo en el momento en que su eventual contrincante intentaba pararse.
Y esa palabra “Imbécil”, costó la vida de una persona...

Días después al escuchar la sentencia de condena a Quince años de cárcel, Amador Velandia sólo atinó a musitar: “No quería matarlo, de verdad, no quería hacerlo”.
De nada valieron sus explicaciones sobre el arrebato de ira que lo encegueció. Todos clamaban justicia, y las autoridades obraron conforme a los códigos penales.

Hoy Amador Velandia purga su condena en el penal de Lima, en el Perú.
Una y otra vez ha dado vueltas al incidente. Recuerda que frenó al ver como se le atravesó otro carro. Estaban en un cruce de vías. Iba deprisa para acudir a una cita odontológica, por eso el incidente le molestó. Y lo primero que expresó fue indignación con un sonoro “Imbécil” que el otro conductor interpretó como un agravio y decidido lo reto para pelearse.

“Todavía tengo grabada la expresión de angustia cuando me vio con el arma. Esos ojos que no puedo borrar de mi mente parecían gritarme que no disparara. Pero lo hice...
Simplemente no pensé...” argumentó el convicto al dialogar con periodistas de un canal de la televisión peruana.

Dale Luz a tus ideas ¿Está consciente de la carga de sus palabras?

Es evidente que las palabras ejercen una poderosa influencia en nuestras vidas y en las de quienes nos rodean.
Las palabras bien pueden fortalecer una amistad, estimular a la persona amada o destruir a amigos y conocidos.
Y lo grave es que las heridas más difíciles de olvidar son las heridas del alma, provocadas por palabras y gestos ofensivos.

Cuántos matrimonios no terminan en problemas justo porque uno de los cónyuges no guardó silencio; cuántos negocios no se echan a perder porque uno de los interesados dice algo que ofende a su cliente; cuántas amistades se echan a perder por una palabra dicha en el momento menos indicado y en las circunstancias menos apropiadas...
 
Dale Luz a tus ideas a. Calcular las consecuencias

Cuando evaluamos nuestras actuaciones, lo más probable es que tendremos una sumatoria de problemas producto de no saber decir las cosas.
Hablar es todo un arte. Es necesario examinar y medir las consecuencias de cada palabra.
Si aprendemos a decir las cosas, de seguro nos evitaremos muchos malentendidos.
Así lo explican los Proverbios cuando señalan:
La sagrada Palabra del Señor te dice así “Como naranjas de oro con incrustaciones de plata son las palabras dichas a tiempo” Proverbios 25:11.

Dale Luz a tus ideas b. En discusiones, lo más indicado es dialogar, no gritar

Cuando por alguna circunstancia surge una desavenencia, lo más prudente es bajar el tono al volumen de nuestras palabras.
Si gritamos al igual que nuestro interlocutor, probablemente terminaremos en una acalorada discusión.
Experimente este principio de vida: Cuando alguien eleve la voz, usted conserve la calma.
Puedo asegurarle que el cruce de palabras no llegará a mayores. ¿De dónde sale esta recomendación? De la Biblia que declara:
La sagrada Palabra del Señor te dice así “Con paciencia se convence al gobernante. ¡La lengua amable quebranta los huesos!” Proverbios 25:15.

Es más fácil lograr resultados por las buenas, acudiendo al diálogo, que inclinándonos por la agresión verbal.

Dale Luz a tus ideas c. Es preferible callar para ganar...

Una tendencia humana frente a las agresiones de los demás, es reaccionar en igual tono o con mayor irascibilidad.
Y actuar así con mucha frecuencia agrava los problemas. Por esa razón, es fundamental acatar lo que aconsejan las Escrituras:
La sagrada Palabra del Señor te dice así “El que es entendido refrena sus palabras; el que es prudente controla sus impulsos. Hasta un necio pasa por sabio si guarda silencio; se le considera prudente si cierra la boca” Proverbios 17:27, 28.

Quien tiene la serenidad para callar, es quien verdaderamente lleva las de ganar en una discusión. Cuando guarda silencio, la presión sanguínea y la actitud asumida tienden a la normalización, y en casos complejos, lo más indicado es recobrar o conservar la serenidad.

Dale Luz a tus ideas No puedo callar

Posiblemente al leer este mensaje usted se sintió tocado porque no tiene dominio propio.
Quisiera callar pero algo, muy dentro, lo impulsa a reaccionar y se ha metido en muchos problemas.
Estoy convencido que lo indicado en situaciones así es rendir nuestra vida a Jesucristo y pedirle que Él, en su infinita misericordia y poder, tome el control de nuestras reacciones.

Dígale que entre a su vida, ahora mismo, allí frente al computador, ahora mismo dile así:
“Señor Jesucristo, te pido que tomes el control de mi vida. Quiero cambiar. No quiero seguir siendo el mismo. Te acepto como mi único y suficiente Salvador. Haz de mi la persona que tú quieres que yo sea”. Amén.

Puedo asegurarle que es la mejor decisión que jamás hayas tomado.

Si quieres hacer la oración completa Visítanos en: www.tunuevaalegria.com.ve
Te invitamos a que aprendas más de la palabra de Dios leyendo la Biblia diariamente.
En esta misma página encontraras Estudios Bíblicos y La Sagrada Biblia para que crezcas en sabiduría y conocimientos de Dios.

Dios Te Bendiga

Que el Dios de paz de luz y de amor ponga en tu corazón tanto el querer como el hacer, por su buena voluntad.

En Cristo Jesús, Así sea.

Amen y Amen

 

Ahora es tu Día Apreciado(a) lector(a) si usted aún no ha recibido a Cristo como su Salvador personal, acéptelo en este momento, déle entrada en tu corazón y en su alma, y Él escribirá su nombre en el libro de la vida… Entra aquí

Señor eres mi Dios... Acudo a Tí Señor Dios de los cielos estamos ante tu Divina presencia para implorarte humildemente escuches nuestras plegarias expuestas ante ti en esta página. "Ven y Ora con Nosotros"

Si necesitas de ayuda, estas pasando por momentos de crisis o tienes pedidos de Oración, escríbenos a peticiones@tunuevaalegria.com.ve donde gustosamente atenderemos tus peticiones.

Aprende más de DiosAmado Lector(a) de esta página: Ahora tienes la oportunidad de aprender más de la Sagrada Palabra del Señor por medio de nuestros Estudios Bíblicos. Entra y conócelo

 

Escribenos

Deja que su Luz te alumbre

 

Ir a Predicas