Estas Bendiciones te alcancen a ti y los tuyos

ALCANZANDO A LOS INALCANZABLES

Palabra fiel es esta La Palabra de Dios nos habla de que en los últimos tiempos habrá una “Gran Cosecha de Almas”. Está en el corazón de todo cristiano nacido de nuevo, alcanzar a los inconversos. Muchas de las veces, el alcance requiere mucho más que un testimonio, o argumentos convincentes. 
Algunas veces, para alcanzar a las naciones necesitamos hacer guerra espiritual.
La Palbra te dice Así “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pié delante del Hijo del Hombre.” Lucas 21:36
Nosotros los Cristianos, necesitamos ponernos a orar en serio. Esto es responsabilidad de cada quien como individuo, y de cada una de las iglesias Cristianas en su conjunto.
Como hemos dicho, hay una falta de fe muy destructiva dentro de la iglesia del Señor. Simplemente los cristianos están dejando de creer en un Dios amoroso, salvador. 
Un Dios que dio a su unigénito para que muchos fueran salvos. Un Dios que produce milagros a diestra y siniestra, para liberación, salvación, y sanidad.
En verdad, vivimos en una guerra constante, pues al pertenecer al Reino de Dios, estamos en lucha, lo creamos o no, contra el reino de las tinieblas. 
Es solo a través de la oración en que podemos aspirar alcanzar por lo menos un alma para Cristo.
Si cada Cristiano alcanzara un alma para Cristo, habría una multiplicación exponencial de Cristianos en todo el mundo. 
La Palbra te dice Así “Orando en todo tiempo con toda  oración y súplica en el Espíritu, velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos. Efesios 6:18
En el mismo libro de Efesios, en el capítulo 6:12, vemos que nuestra lucha no es carnal, sino espiritual. 
Son fuerzas espirituales de maldad en las regiones celestes a las que debemos atar, primero que nada, si queremos ver el alcance de almas. 
La única manera de atar estas fuerzas que operan en contra de todo ser humano, es orando sin cesar en intercesión y súplica.                 
Tenemos que poner un énfasis en nuestras oraciones cada día, todos los días, pidiéndole a Dios que, de manera sobrenatural, abra la puerta para el evangelio de la Salvación. Debemos orar pidiéndole a Dios que su poder se manifieste de manera impactante con señales,  prodigios y milagros.
No olvides orar por todo misionero, por todos aquellos misioneros que se encuentran en todo país en el que el Evangelio de Jesús esté prohibido, para que Dios les de gracia y los haga invisibles ante las persecuciones y ataques.
También debemos pedirle a Dios que envíe su Santo Espíritu para que convenza a la gente de sus pecados. 
Jesús nos libertó a nosotros. Jesús puede libertar a los que creemos inalcanzables inconversos, si nosotros simplemente creemos que Él lo hará, si tenemos fe.
La Palbra te dice Así “Para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, el diablo, y librar a todos los que por el temor de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre.” Hebreos 2:14-15
Precisamente porque Jesús terminó su trabajo, es porque nosotros ahora tenemos poder y autoridad sobre todos los poderes del enemigo, tenemos autoridad para ARREBATARLE ALMAS AL DIABLO.
La Palbra te dice Así “He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.” Lucas 10:19
Nosotros no podemos venir a arrebatarle a Satanás las almas para Cristo, si le tenemos miedo.
Con esto no estoy diciendo que no tengas temor de él, pues sabemos que tiene poder para llevar almas al infierno. 
Pero también sabemos que Dios nos dio la fórmula para vencer el temor a Satanás: EL AMOR. El perfecto amor echa fuera el temor.

La Palbra te dice Así 1ra Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.
Antes de intentar arrebatarle almas al diablo, necesitamos tener el amor de Dios por los perdidos.
Sin amor, no vamos a hacer suficiente guerra espiritual por ellos. Sin amor, no vamos a “arriesgarnos”, arriesgar nuestras familias, nuestro trabajo, etc.
Satanás nos ha hecho creer que si HABLAMOS el evangelio de Salvación, seremos vituperados, corridos, encarcelados, asesinados, o simplemente ser tachados de locos, fanáticos, etc. 
Pero eso no cambia en nada el PODER QUE TENEMOS de arrebatar almas para Cristo. Tenemos que hacer un lado el amor “religioso” que nos hace ir los domingos a la iglesia, dar limosnas, ayudar a alguien si, y solo si te lo pide, ¡Eso no es amor! 
Debemos comenzar a amar sin medida a los inconversos.  Por temor no oramos por las estrellas de rock, los artistas, los políticos, los satanistas, los musulmanes, los fanáticos religiosos, los drogadictos, los adúlteros, los mentirosos, los ladrones, las prostitutas, los homosexuales y todos aquellos que por “defecto” no heredarán el reino de Dios. 
Le tenemos un temor irracional a la “revancha” del diablo, cuando sabemos, y debemos creer a ciegas, que DIOS tiene el control de nuestra vida, y que es Su voluntad que oremos por los inconversos, los inalcanzables.
Para el Espíritu santo, es “pan comido” convencer a un satanista de sus pecados. Para el Espíritu Santo ningún caso es un caso difícil. "Una Misión Imposible."

El problema no es la dureza del corazón de los inconversos, el problema es la dureza de nuestro propio corazón, quien no le cree a Dios cuando dice que Nada hay imposible par a Él.
La Palbra te dice Así “Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud, para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba Padre! Romanos 8:15
La gente necesita alguien que les diga que en verdad no hay razón de temer, que son libres en el nombre de Jesús, que Dios es amor. 
Existe mucho miedo en el mundo, porque no saben que Dios es un Padre amoroso.  ¿Cómo sabrán, si nadie les predica? ¿Cómo sentirán el amor de Dios, si no somos capaces de manifestarlo?
El gran llamado de la iglesia es proclamar libertad a los cautivos. Jesús nos dijo que así como el Padre le había enviado, así mismo nos enviaba Él a nosotros. Juan 20:21 Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío.
La Palbra te dice Así Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.  De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. Y todo lo que pidieres al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidieres en mi nombre, yo lo haré.” Juan 14:11-14
Jesús mismo sabía que nuestro principal problema era, y es, la incredulidad. Simplemente no creemos que Él en nosotros, hará las obras que Él hizo cuando se paseaba por la tierra, hace 2000 años aproximadamente.
Por nuestra incredulidad, no podemos hacer las obras que Jesús hizo: Libertar a los cautivos, sanar a los enfermos, devolver la vista a los ciegos, el habla a los mudos, la vida a los muertos. 
La iglesia, el cuerpo de Cristo, necesita arrepentirse de su incredulidad, de no seguir a la cabeza, sino a  la carne. 
La iglesia del Señor necesita pedir perdón por no hacer lo que se nos encomendó, por creer que habrá consecuencias que lamentar si cumplimos la gran comisión.
Necesitamos pedirle perdón a Dios por habernos dejado engañar por el diablo que nos quiere hacer creer que él es mayor, cuando JESÚS es mayor.

La Palbra te dice Así Lucas 11:21-22 Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee. 22Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.
La Palbra te dice Así “Mas ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anuncien las virtudes de aquél que nos llamó de las tinieblas a su luz admirable”. 1ra. Pedro 2:9

Necesitamos declarar a los cuatro vientos, libertad para los cautivos en el nombre de Jesús.

Necesitamos orar pidiendo perdón, y luego tomar nuestro lugar dentro del cuerpo de Cristo.

Necesitamos un mover sobrenatural del Espíritu Santo en todo el mundo, y sabemos que si nosotros nos humillásemos y buscásemos a Dios, Él abriría las puertas de los cielos para nosotros, Él iría delante de nosotros peleando nuestras batallas.

La Palbra te dice Así 2da. Crónicas 20:15 y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. Jehová os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios.
La Palbra te dice Así “Yo Jehová te he llamado a Justicia, y te sostendré por la mano; y te guiaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz a las naciones. Para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel  los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas.” Isaías 42:6-7

Hermano(a), o tú que estas leyendo este mensaje, en esta hora te pido que te pongas de acuerdo conmigo y oremos juntos así:
“Padre Celestial, en esta hora yo te pido perdón por todos mis pecados y los pecados de tu iglesia.
Te pido perdón si no hemos sido capaces de llevar almas a los pies de Cristo.
Te pido perdón si no hemos sabido cómo predicar las buenas nuevas de libertad a los cautivos.
Te pido perdón si hemos sido insensibles a tu voz,  al urgente llamado que tu Santo Espíritu está haciendo en todas las naciones para que nos pongamos de rodillas, que inclinemos nuestro rostro a ti. 
Te pido perdón si nosotros como Cristianos nos hemos declarado en derrota, hemos tenido temor de represalias, no hemos sabido representarte aquí en la tierra.
Perdónanos Padre Celestial, pues nos hemos dejado engañar por el diablo.
Perdona todas y cada una de las ofensas que como Cuerpo de Cristo te hemos hecho, por no obedecer a la Cabeza, Jesucristo. 
Te pido perdón por la dureza de mi propio corazón.
Padre amado, en esta hora yo te pido que renueves mi primer amor, dentro de mi corazón. Te pido que me llenes de un amor sobrenatural por la gente que no te conoce.
Que el amor eche afuera el temor, y que por el amor de Dios en mí, se cubran multitud de pecados en las personas que tú pongas delante de mí.
Te pido padre Santo, que ates toda potestad en el aire que se oponga a que la gente venga al conocimiento del Dios vivo, y que mandes un Mover de tu Espíritu para que les convenza de sus pecados, y se arrepientan y vengan a ti.
Padre amado, yo me pongo de acuerdo con toda la gente que en estos instantes oran conmigo a través de esta página web donde esta públicado este mensaje, o por cualquier otro medio, donde este mensaje llegue a las almas y declaramos que todo esto te lo hemos pedido en el nombre de Jesús, creemos que Jesús hará algo grande en nosotros. 
Padre Celestial, auméntanos la fe. Danos una fe inquebrantable, un denuedo para hablar,  y un amor que se duela de las almas perdidas, que yo interceda de rodillas por todas y cada una de esas almas necesitadas de Ti.
Padre en esta hora te pido que me uses grandemente para la cosecha de almas, y que sea yo capaz de llevar almas a los pies de Cristo, en el nombre de Jesucristo, amen.

Gracias Padre Celestial,  porque yo estoy seguro(a) que tú nos has escuchado, perdonado, y lavado con la preciosísima  Sangre de Jesús, y nos has equipado para hacer tu obra en la tierra.

Alabo tu grandeza y majestad.   
A Jesús nuestro Señor sea la Gloria por los siglos de los siglos. Amen

 

Ahora es tu Día Apreciado(a) lector(a) si usted no ha recibido a Cristo como su Salvador personal, acéptelo en este momento, déle entrada en tu corazón y en su alma, y Él escribirá su nombre en el libro de la vida… Entra aquí

Señor eres mi Dios... Acudo a Tí Señor Dios de los cielos estamos ante tu Divina presencia para implorarte humildemente escuches nuestras plegarias expuestas ante ti en esta página. "Ven y Ora con Nosotros"

Nosotros te podemos ayudar... Escribenos Si necesitas de ayuda, estas pasando por momentos de crisis o tienes pedidos de Oración, escríbenos a peticiones@tunuevaalegria.com.ve donde gustosamente atenderemos tus peticiones.

Aprende más de DiosAmado Lector(a) de esta página: Ahora tienes la oportunidad de aprender más de la Sagrada Palabra del Señor por medio de nuestros Estudios Bíblicos. Entra y conócelo

 

 

 

Escribenos

 

Deja que su Luz te alumbre

 

Ir a Predicas